domingo, 9 de julio de 2017

Salmo 1:6

Buenos días, en este nuevo día que bueno Señor es saber que cuidas del camino de aquel que actúa en justicia. 
Muchas veces el camino del justo no tiene un cielo azul sino que está lleno de nubes y tormentas, pero confiamos en ti, en tu cuidado, en tu dirección. Gracias por este día, porque en el no tengo que temer, porque Tú estas conmigo para dirigir mi sendero. Gracias porque no importa lo que hay alrededor de mi sino que Tú eres mi victoria y mi justicia. Ayúdame a actuar en justicia en cada situación. Ayúdame a deleitarme hoy y cada día en ti y tu palabra.
sino que se deleitan en la ley del SEÑOR meditando en ella día y noche. Son como árboles plantados a la orilla de un río, que siempre dan fruto en su tiempo. Sus hojas nunca se marchitan, y prosperan en todo lo que hacen.
Pues el SEÑOR cuida el sendero de los justos, pero la senda de los malos lleva a la destrucción. (Salmos 1:2-3, 6 NTV)