viernes, 3 de febrero de 2017

Sofonías 3:17

Nos levantamos y al comenzar el día, el hombre natural tiende a las preocupaciones, a los temores ¿podré?, ¿tendré para hoy? ¿Llegaré a fin de mes? Mis hijos, que no les pase nada. ¿Cómo será el día? Pero gracias a Dios que nos ha librado de ello ya que sabemos que sabemos que nuestro Padre celestial cuida de nosotros, de nuestras necesidades, de nuestros hijos. Escuchemos hoy y cada día, con mi amor, quiero calmar todos tus temosres. En mí estás seguro. Aleluya