miércoles, 31 de mayo de 2017

Santiago, de opositor a siervo - Santiago 1:1

Esta semana comenzamos el recorrido por una espístola impresionante, por lo que dice y por la mano que eligió nuestro Señor para escribirla. Se trata de Santiago o Jacobo, el medio hermano de nuestro Señor Jesús que creció con Él, vivió íntimamente con Él, conoció su día a día de manera muy cercana.

Hoy conoceremos como un encuentro con Jesús transforma a una vida, le cambia el carácter, le da visión y propósito.

Yo tengo el privilegio de haber crecido en una familia muy unida. Mis padres y mis hermanos son muy importantes para mí. Crié a una prima como hija y la quiero con locura y soy su maita. Nos enseñaron a amarnos por encima de las dificultades y sí puedo decir que las ha habido y bien gordas pero siempre triunfó el amor.  ¿Como sería la infancia de Jesús? ¿Al principio crecería quizás con rechazo? Solo nos cuentan las Escrituras que crecía en estatura y sabiduría y que en su niñez se quedó debatiendo las Escrituras mientras sus padres volvían con los peregrinos después de la fiesta: No es difícil imaginar a Jesús orando o leyendo. Apasionado por el Padre. Pero ¿qué de su relación familiar? ¿Qué sufriría?  ¿Qué viviría? Veremos en las Escrituras que se oponían al ministerio público, pero un buen día El Espíritu Santo abrió sus ojos y sus corazones y leeremos la gran devoción que sentían no por su hermano sino por su Señor, Salvador y Dios. Revelará claramente a través del recorrido que terminaron creyendo que era Dios.

La epístola tiene varios propósitos: la fe, ayudarles a que se fortalecieran y crecieran en ella,  animar a las iglesias, a los primeros cristianos que empezaron a conocer la verdad pero también la persecución, corregir los excesos, errores que estaban cometiendo y la búsqueda de la sabiduría de lo alto.

Hoy comenzaremos sólo conociendo al autor, Santiago, hijo de José y María, por tanto medio hermano de Jesús; que llegaría a ser el pastor de la iglesia de Jerusalén, hermano también del autor de la epístola de Judas. ¿Que nos dicen las Escrituras acerca de él?

El primer lugar donde podemos leer acerca de él es en el evangelio de Marcos 6:3 donde se nos dice, hablando de Jesús "¿no es este el carpintero, hijo de María, hermano de Jacobo, de José,  de Judas y de Simón?". Por este versículo podemos deducir que era el hermano hombre siguiente a Jesús.

Durante el ministerio terrenal de Jesús, sus hermanos, fueron sus opositores. Es muy importante leer los versículos Mateo 12:46-50; Marcos 3:21;31-35 y Juan 7:3-9. Yo no voy a escribir aquí por cuestión de tiempo; pero podéis hacer una pausa si queréis y leerlos. Sólo voy a resaltar algunos versículos.

En estos versículos no sólo podemos leer como dice en Juan 7:5 "porque ni aun sus hermanos creían en él", sino que algo tremendamente impactante se lee en Marcos 3:21 donde nos dice "cuando lo oyeron los suyos, vinieron para prenderle; porque decían: Está fuera de sí". ¿A quién se refieren con "los suyos"?. En el versículo 31 dice claramente "sus hermanos y su madre". Por estos versículos, podemos ver, que no solo no creían en Jesús, sino que intentaba oponerse a Él ya que realmente creían que estaba loco. 

La respuesta de Jesús muy de seguro los dejaría heridos. Encontramos la respuesta en Marcos 3:33-35 "Jesús respondió: «¿Quién es mi madre? ¿Quiénes son mis hermanos?». Entonces miró a los que estaban a su alrededor y dijo: Miren, estos son mi madre y mis hermanos. Todo el que hace la voluntad de Dios es mi hermano y mi hermana y mi madre".

Pero cuando comienza el libro de los Hechos, podemos leer algo tremendo en el versículo 1:14 "todos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús y con sus hermanos". ¿Cómo y cuándo ocurrió este cambio? ¿cómo pasaron de opositores a seguidores?.

En 1 Corintios 15:7 podemos encontrar la clave. Cuando Jesús resucitó, se apareció a algunos y en el versículo 7 dice: "después apareció a Jacobo". Y esa es la realidad de cualquier conversión genuina, un encuentro con el Cristo resucitado, aquel que cambia nuestras vidas y debe cambiarnos de forma radical en la forma de vivirla.

¿Cómo le afectó este encuentro con el Cristo resucitado? A partir de entonces vemos a Jacobo de una manera totalmente distinta en la Escritura. Veamos algunos ejemplos importantes para entender quién era el autor de esta epístola cuando la escribió.

Cuando Pedro es liberado de la cárcel de forma milagrosa, pide que se informe a Santiago, lo que nos indica un lugar de preeminencia en la iglesia. Leámoslo en  Hechos 12:17 "Mas él haciéndoles con la mano señal de que callasen, les contó cómo el Señor le había sacado de la cárcel. Y dijo: Haced saber esto á Jacobo y á los hermanos. Y salió, y partió á otro lugar" 

En Gálatas también podemos encontrar referencias a él. Pablo nos dice que cuando fue por primera vez a Jerusalén después de su conversión solo vio a Pedro y a Santiago. Leamos Gálatas‬ ‭1:19‬ ‭RVES‬‬ "Mas á ningún otro de los apóstoles vi, sino á Jacobo el hermano del Señor". 

Y sobre todo nos dice que Santiago junto con Juan y Cefas eran las columnas de la iglesia, es decir los líderes. Leamos: Gálatas‬ ‭2:9‬ ‭RVES‬‬ "Y como vieron la gracia que me era dada, Jacobo y Cefas y Juan, que parecían ser las columnas, nos dieron las diestras de compañía á mí y á Bernabé, para que nosotros fuésemos á los Gentiles, y ellos á la circuncisión". 

Hechos 15 nos cuenta el concilio de Jerusalén. Éste se celebraba para algo tremendamente importante, abrir las puertas de la iglesia a los gentiles, poner las reglas que ayudarían a la concordia entre dos grupos, judíos y gentiles hasta ahora separados totalmente. Si lees detenidamente el capítulo, puedes ver, que en el vs 13 nos cuenta como después de la exposición de la situación, Jacobo toma las riendas. Hechos 15:13 "Y después que hubieron callado, Jacobo respondió, diciendo: Varones hermanos, oidme"

Leamos los versículos siguientes para aprender un poco más de Santiago. Hechos 21:15-25 "Y después de estos días, apercibidos, subimos á Jerusalem. Y vinieron también con nosotros de Cesarea algunos de los discípulos, trayendo consigo á un Mnasón, Cyprio, discípulo antiguo, con el cual posásemos. Y cuando llegamos á Jerusalem, los hermanos nos recibieron de buena voluntad. Y al día siguiente Pablo entró con nosotros á Jacobo, y todos los ancianos se juntaron; A los cuales, como los hubo saludado, contó por menudo lo que Dios había hecho entre los Gentiles por su ministerio. Y ellos como lo oyeron, glorificaron á Dios, y le dijeron: Ya ves, hermano, cuántos millares de Judíos hay que han creído; y todos son celadores de la ley: Mas fueron informados acerca de ti, que enseñas á apartarse de Moisés á todos los Judíos que están entre los Gentiles, diciéndoles que no han de circuncidar á los hijos, ni andar según la costumbre. ¿Qué hay pues? La multitud se reunirá de cierto: porque oirán que has venido. Haz pues esto que te decimos: Hay entre nosotros cuatro hombres que tienen voto sobre sí: Tomando á éstos contigo, purifícate con ellos, y gasta con ellos, para que rasuren sus cabezas, y todos entiendan que no hay nada de lo que fueron informados acerca de ti; sino que tú también andas guardando la ley. Empero cuanto á los que de los Gentiles han creído, nosotros hemos escrito haberse acordado que no guarden nada de esto; solamente que se abstengan de lo que fue sacrificado á los ídolos, y de sangre, y de ahogado, y de fornicación."

Vemos a Jacobo como el principal de la iglesia en Jerusalén en el versículo 18, como Pablo le dio junto a los ancianos el reporte de su actividad misionera entre los gentiles. El verso 19 comienza diciendo: "Por lo cual yo juzgo..." Y da las directrices a seguir.

Entonces, esta primera pregunta ya tiene su respuesta, la epístola está escrita por el líder de la iglesia de Jerusalén, reconocido por los apóstoles, que además era medio hermano de Jesús, quien fue su opositor hasta que tuvo un encuentro con el Cristo resucitado que revolucionó todo su vida.

Después de ver quien era el autor, consideramos importante ver ¿cómo se presenta a sí mismo? Es importante para nosotros después de entender quien era Santiago, saber qué dice de sí mismo.

Siervo de Dios y del Señor Jesucristo. Esta presentación revela su humildad. Él podría haberse presentado como apóstol, el hijo de María, el líder de la iglesia de Jerusalén, o mejor el medio hermano de Jesús pero no quiere resaltar su persona ni la de nadie más, sino la de aquellos que realmente son importantes, Dios Padre y el Señor Jesucristo.

Hay varias cosas importantes para compartir en este apartado:

 - se describe como siervo, esclavo. Quizás para nuestra cultura es difícil entender este significado pero doulos describía al esclavo por nacimiento, que hacía lo que su amo le decía, le mandaba. Implicaba obediencia, humildad, lealtad. En su nuevo nacimiento había llegado a convertirse en un doulos de Dios y del Señor Jesucristo
- qué grande honor, poder ser siervo de Dios. Entendía que no había mayor título que servir con integridad a Dios y al Señor.
- Al decir siervo de Dios y del Señor Jesucristo está dejando claro que Jesús es Dios, que Dios Padre y el Señor son "inseparables, indivisibles" por decirlo de alguna manera. Desde muy temprano ya es resaltada la deidad del Señor.


¿Para quiénes escribió esta carta? La carta va dirigida a las doce tribus en la dispersión. Las doce tribus representaban a la nación de Israel y por el lenguaje que está utilizando a través de la epístola habla a los judeocristianos que han sido dispersados por la persecución. Ya en una época muy temprana, reconoce a los cristianos como el nuevo Israel.

El CBMH en su introducción a esta carta nos dice: "La carta está dirigida entonces a todos aquellos primeros cristianos que por causa de la persecución de Esteban fueron dispersados por todo el mundo conocido. A ellos Santiago, pastor preocupado por su bienestar espiritual y emocional, les escribe una carta de aliento, de recomendaciones pastorales, de amistad y cariño, una carta genuinamente pastoral".

Saludo inicial: Salud. La palabra que usa es "chairo" que significa "regocijo", "estar alegre". Aunque se usara habitualmente como un saludo secular creo que es tremendamente importante y reconfortante que Santiago comience esta carta diciendo "anímate, alégrate", así que tengo la expectativa de leer, entender de forma nueva el mensaje de esta carta que quiere traer regocijo y alegría a mi vida. Quiere ayudar a crecer y fortalecer mi fe.

¿Qué será lo que dice?. Te animo a seguir estudiándola.

Que Dios os bendiga grandemente.

#Biblia #Dios #Jesucristo #Santiago #testimonio #cristianos #Santiago1:1