viernes, 10 de marzo de 2017

Filipenses 4:8


No podemos evitar que pensamientos negativos vengan a nuestra vida pero si que se queden en nosotros. Decidamos erradicarlos de nuestra manera de pensar y concentrémonos en lo bueno, bello, excelente.