lunes, 13 de febrero de 2017

Isaías 43:25

Gracias Dios porque te revelaste a mi vida y me diste perdón de pecados. Gracias porque trajiste revelación que solo en ti, y repito solo en ti hay perdón. Gracias por tu amor que fue lo que te movió a ir a la cruz para traer reconciliación y perdón. No tenemos que hacer penitencias, ni otra cosa que acercarnos a tu gracia y pedirte perdón y Tú y solo Tú dice tu Palabra, lo perdonas. Gracias porque no solo los perdonas, sino que los borras como si antes no hubiesen existido. No tengo porqué pedir perdón una y otra vez porque una vez es suficiente, Tú nunca volverás a pensar en ellos y yo tampoco. Gracias