lunes, 20 de febrero de 2017

2 Corintios 5:21

Gracias Señor Jesús por dar tu vida en la cruz para que yo hoy disfrute de una relación correcta contigo. Gracias por demostrarme ese profundo amor que siente por mí. Gracias por perdonarme y limpiarme. Hoy un día más me quiero acercar a ti, no hay palabras para agradecer este gran privilegio, pero me acerco con loa confianza de una hija que se siente amada por su Padre, y por Jesús. Me acerco a ti con la seguridad de que tu Espíritu Santo está en mí para guardarme y librarme, para a,arme, para hablarme. En esta mañana te digo, quiero escucharte, quiero oírte, quiero que me guíes. Líbrame de mal. Ayúdame a cada paso que dé. Gracias por tu amistad, por tu amor. Nunca dejaré de darte gracias por tu amor